lunes, 3 de agosto de 2009

Para mi mejor amigo

Escribo esto en unas horas muy difíciles para mí.
Recientemente he padecido una pérdida muy importante y el destino se ha confabulado para que no sea la única desgraciadamente.
Hoy le he dicho adiós a mi mejor amigo, mirándole a los ojos...
He visto como abandonaba su cabeza a peso sobre mis manos, mientras me miraba fijamente.
He visto como sus azules pupilas se dilataban mientras dejaba de respirar.
He tenido su último aliento en mis manos, le he cerrado los ojos y me he despedido de él con un beso en su frente.
Mi único consuelo es que exista algo mas justo después de la vida y que de cualquier forma, mi energía se pueda reunir con la de él.
Llegó a mi casa, sucio, roto y desvalido.
Se adaptó a nuestra familia rápidamente y nunca nos dio queja de nada.
Fue fiel, obediente y me dio mucha, muchísima compañía.
No puedo concebir como voy a levantarme mañana y no voy salir a dar el paseo que con él acostumbraba.
Todavía siento durante el día, que tengo que hacer algo que me falta por hacer.
Me he quedado sin mi mejor amigo...
Nada ni nadie lo podrá reemplazar nunca.
He pasado la peor noche de mi vida, sabiendo que era la última con él, escuchándolo como se quejaba y lloraba, y sin saber que más podía hacer por aliviar su dolor.
Hubiera dado todo lo que es mio para que hubiera vivido un par de años mas con nosotros.
Me hubiera quedado sin nada por él, si eso hubiera servido para algo. Lo hubiera dado todo sin pestañear.
Se ha ido mi mejor amigo y me he quedado solo.
Lo único que le pido al universo es que nos permita reunirnos de nuevo. Eso es lo único que quiero.
No tendrá funerales pomposos ni un responso que lo honre, pero si tendrá esto: El cariño y reconocimiento infinito de su amigo Manolo, que nunca lo olvidará y que siempre llevará "clavada" su mirada de despedida en mi mente, hasta el fin de mis días y que espero sea lo último que vuelva a ver.
¡¡ Hasta pronto, Turco !! Tu familia nunca jamás te olvidará, campeón.



Fue adoptado el 5 de Agosto de 2002 y se fue el 3 de Agosto de 2009.
Quiero dar públicamente las gracias a los responsables de la clínica "Gelves Veterinaria", que tan bien se portaron siempre con él.