domingo, 21 de noviembre de 2010

Viaje a "Marte"

En primer lugar, indicar que lo he titulado así y entrecomillado, por su semejanza obviamente al mítico planeta y no por haber estado él.
Hoy relato un pequeño paseo realizado a la Sierra de Huelva, concretamente al pueblo de las Minas de Riotinto.
Partiendo desde Sevilla, se recorre en pocos kilómetros (85 Km, aproximadamente) por carreteras secundarias en muy buen estado general.
Algunos tramos están controlados por radares fijos convenientemente señalizados y por otros móviles ocultos, por lo que hay que extremar la precaución con la velocidad... puesto que la visibilidad es buena en los cruces y podemos relajarnos con la media que cómodamente podemos mantener constante.
Para aquellos que no la conozcan os facilito este enlace que os ayudará a ubicar los puntos que dispone la DGT de radares fijos, obras, puntos negros así como otros aspectos de la seguridad importantes, y planificaréis con mayor conocimiento vuestras salidas.
Esta ruta goza de vías sinuosas relativamente seguras, con carriles para vehículos lentos en zonas comprometidas y buena señalización.
Son caminos muy frecuentados por los compañeros de dos ruedas, sobre todo en los fines de semana.
El trazado depara muy buenas vistas que hay que mantener a raya para no perder la concentración de la carretera.
Siempre aconsejo parar en zonas seguras, alejadas del arcén para la contemplación, nunca extasiarse en los paisajes en marcha y menos en moto, porque ya se sabe que donde uno mira va la rueda...
Para aquellos, que como yo, tienen familia tolerante con nuestra afición pero que no la comparten, les aconsejo esta sencilla y cercana ruta.
Permite tomar contacto con la carretera y disfrutar de un agradable paseo en motocicleta, con suaves curvas, desayunar temprano en la sierra onubense y estar de vuelta a hora de almorzar sin agobios de tiempo alguno.
Escribiendo sobre el destino poco voy a deciros, solo introducir en Google "minas riotinto" y tendréis suficiente información sobre esta localidad y su milenaria explotación.
Llama la atención como se desangran los arroyos con ese color característico fruto de los sedimentos de la calcopirita que en ella abunda, apreciándose un olor característico, sin llegar a ser desagradable, en el ambiente.
Los paisajes mineros te envuelven en una mística sensación de soledad y desubicación terrestre.
Además, esta localidad abre la puerta de la comarca serrana de Huelva con sus reconocidos y característicos atractivos culinarios, para los que quieran disfrutar también de la buena mesa durante la jornada de escapada.


Ver mapa más grande

Os dejo unos enlaces interesante de Minas de Riotinto.

Riotinto Digital
Parque minero de Riotinto
Información en Wikipedia

sábado, 6 de noviembre de 2010

Tortuosamente bello

El pasado domingo fui tempranero en salir con el fin de realizar una pequeña ruta en moto y estar a tiempo de cumplir con otras obligaciones al mediodía en casa.
Barajé opciones dentro de solo cincuenta kilómetros de distancia y decidí ir a conocer los Lagos del Serrano en la provincia de Sevilla.
Siempre fue una opción a explorar pero quedaba relegado a otro lugares por su contraproducente cercanía.
Los Lagos del Serrano es un lugar ubicado en lo que podríamos llamar el comienzo de la sierra norte sevillana, que aunque tenga acceso por la localidad de El Ronquillo, pertenece al municipio de Gerena.
Dispone de grandes extensiones en planicie con suaves lagos enriquecidos por sus afluentes naturales.
Lugar ideal para esparcimiento que invita al relax y a la contemplación de la naturaleza.
Pude constatar que incluso se practicaba de manera extendida la pesca entre sus plácidas aguas.
Capítulo aparte es la urbanización circundante que estamos obligado a atravesar por una vergonzosa carretera para llegar a sus inmediaciones, desde el acceso por El Ronquillo.
Declaradamente privada, los viales se encuentran en una situación imperdonable, tramos de gravilla, infinidad de tortuosos y peligrosos baches, variados tramos deficientemente empedrados, escasísima señalización (tanto vertical como horizontal) brillando especialmente por su total ausencia esta segunda.
A un motorista le sobrevuela repetidamente la idea por la cabeza de volverse en mas de una ocasión.
Para aquellos atrevidos que osen repetir mi experiencia les aconsejaría que utilizaran mejor que una motocicleta, un todoterreno o en el peor de los casos cualquier vehículo robusto de cuatro ruedas con buenos amortiguadores para la travesía.
La experiencia la termino concluyendo con estas sensaciones:
Es otro paraje natural relegado a su suerte.
Olvidadas y abandonadas esas extensiones al obligado trasiego de pedanías privadas que obviamente coartan, con su deficiente conservación de los accesos, el disfrute público de una extensión natural universal.
Lastima que tenga que pagarse este precio para disfrutar de unas de las grandes bellezas naturales de esta geografía.
Pese a todo, invito a conocerlo salvando adecuadamente las advertencias.

Discúlpenme la poca calidad de las fotografías. Desde que existen los móviles con cámara, les hacemos un flaco favor a este preciado arte.



Ver mapa más grande