martes, 25 de marzo de 2014

Tras el cristal

¿Por qué cuanto mas escondes un sentimiento mas fuerte se hace a la represión?
¿Que extraño mecanismo se dispara en nuestro cerebro cuando un simple estímulo le apunta directamente y le hace salir a flote?
¿Por qué el hombre mas fuerte se vuelve tan débil y vulnerable a algunos de ellos?
Cuantas preguntas se hace quien busca la verdad y cuantas respuestas tiene quien no teme a su propia mentira.
La reflexión, la oración, la plegaria... antiguas técnicas devaluadas por una sociedad materialista que tienen la clave de la mayoría de nuestras cuestiones mas trascendentes.
El ser humano necesita ordenar los pensamientos, sus razones de actuar y sentimientos que los motivan.
Trazar planes sin tener el debido equilibrio previo te hará mas difícil el camino del éxito.
Creo que he olvidado esa máxima tan importante.
Caer en brazos de una vida centrifugada, acelerada por cientos de deberes, obligaciones, responsabilidades, me ha alejado de mi yo interior.
Me he alejado de mi espiritualidad al abandonarme a un piloto automático que me gobierna.
Me ha hecho mas pobre...
Reflexión, eso que siempre me he obstinado tener, la he ido apartando porque no tenía tiempo. El principal combustible para su alimento.
Hoy me observo y veo como me he conformado en aquello que no quería haber sido nunca.
Veo que soy el resultado de muchos de mis errores, compuestos por la incapacidad de contener mi ira alimentada por un batido de sentimientos... actos irreflexivos que proyecté desacertadamente sobre lo que hacía.
Pocas veces me han reconocido actos públicos de valentía. Por mi modestia jamas he buscado nada en esa línea, pero hoy creo justo reconocer uno:
Desnudarme aquí, criticándome en esta plaza, donde sin sombras puedas protegerte a miradas y comentarios de aquellos, que en su anonimato, te observan.
Hoy, gracias a tener un poco de tiempo para reflexionar, estoy un paso mas cerca de lo que debería ser y uno mas lejos de la mentira que me conformaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre todo, agradezco tu participación y tus comentarios. Sólo un ruego, que seas respetuoso si discrepas de los de otras personas. Gracias.