viernes, 14 de agosto de 2015

Y olvidé respirar...

He llegado hasta aquí muchas veces y no he sabido empezar. Paralizado, hipnotizado bajo el parpadeo del cursor sobre el blanco tapiz.

He rebuscado en la mente una idea, un sentido, un recuerdo... un sentimiento al que aferrarme y arrancar.

Dedos jugando minutos sobre el teclado sin avanzar, esperando el brote de un texto, de una frase medio hilvanada que encendiera la chispa que antaño prendía con facilidad...

Pero no surgía nada. Todo era vacío... simplemente... me olvidé de soñar.

Tiempo proyectado en correr, en huir de mi...dedicado en llenar mi vida de trabajo, compromisos inaplazables que solo me exigía y en demostrarme día a día fortaleza sobre mi propia, evidente y al final, humana debilidad.

Lentamente había ahogado toda posibilidad de soñar, de imaginar otras soluciones, otras salidas, de ser consciente en una realidad condicionada y no impuesta por la resignación de sentirme vencido... agotado por la obsesión de cumplir las propias metas que me creaba.

Me alejé de nuevo de mi. Me olvidé respirar... Demasiado tiempo solo en mi cueva fabricada para no verme a la luz del día.

Sin mirarte a los ojos a través del cristal y comprender que no estoy solo, que estabas ahí, esperando que saliera... para leerme y premiarme con una tenue pero cálida sonrisa de aceptación.

Porque se que lo estás, leyendo y dándome otra oportunidad de construir distinto, sin ataduras, sin mas leyes que me sometan por debajo de la libertad de expresión, sin pedir nada... disfrutando del valor de un minuto... de un instante atípico, de una imagen singular.

Superando toda diferencia, celebro también tu cambio y que vuelves a este lugar en curiosidad, con ilusión de encontrar tal vez, recuerdos perdidos, analogías con tus vivencias, sentimientos... y por qué no, un motivo que te haga soñar otra vez como no lo hiciste jamás.

Pese a todo, doy por bueno si consigo renovar este pacto invisible contigo, esperando no volver a olvidarme nunca mas de algo tan simple como es... respirar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre todo, agradezco tu participación y tus comentarios. Sólo un ruego, que seas respetuoso si discrepas de los de otras personas. Gracias.